Bombones de toffee con Thermomix®

#Confitería y conservas 06 diciembre 2020



Con nuestra Thermomix® podemos convertirnos en verdaderos Maestros Chocolateros!! Nunca imaginé que pudiese hacer éstos deliciosos bombones en un santiamén. Los ánimo a que los hagan pero también les advierto que son muy adictivos y no te podrás comer solo uno jejeejej....  


Os digo como lo hago,,,


Ingredientes


Relleno de toffee


100 g de azúcar moreno


100 g de mantequilla en trozos


100 g de nata (35% de grasa)


20 g de caramelo líquido


1 cucharadita de zumo de limón


Bombones


300 g de chocolate negro (70% de cacao) en trozos


Preparación:


Relleno de toffee


Ponga en el vaso el azúcar, la mantequilla, la nata, el caramelo y el zumo de limón y, sin poner el cubilete, programe 15 min/Varoma/vel 2. Deje templar el toffee en el vaso durante aprox. 15 minutos. Vierta en una manga pastelera y reserve en el frigorífico durante aprox. 2 horas. Lave y seque perfectamente el vaso y la tapa.


Bombones


Ponga en el vaso el chocolate negro y ralle 8 seg/vel 7. Retire a un bol y reserve.


Ponga en el vaso 200 g del chocolate rallado reservado y funda 3 min/50°C/vel 2.


Añada el chocolate restante y mezcle 2 min/vel 3. Vierta el chocolate en un molde de silicona para 24 bombones, de modo que se cubran totalmente los huecos. Dele la vuelta (sin apoyarlo) sobre una lámina de silicona y cuando deje de caer, pase una espátula de repostería para limpiar los bordes. Reserve el molde en el congelador.


Ponga en el vaso el chocolate fundido restante de la lámina de silicona. Programe 2 min/37°C/vel 2. Después, programe vel 2 sin programar tiempo ni temperatura. Mientras tanto, retire el molde del congelador y rellene los huecos con el toffee reservado dejando 2-3 mm sin rellenar.


Vierta el chocolate del vaso nuevamente en el molde para cubrir el toffee y alise con la espátula para retirar el chocolate sobrante y para que la superficie quede lisa. Reserve en el congelador durante 15-20 minutos.


Retire el molde del congelador y desmolde los bombones. Colóquelos en un recipiente hermético y reserve en el frigorífico hasta el momento de servir.