PATATAS Y COSTILLAS GUISADAS CON Thermomix®

#Legumbres y platos de cuchara 16 octubre 2019

PATATAS Y COSTILLAS GUISADAS CON Thermomix®  


Esta receta en cuanto empieza el frío no dejo de hacerla como min 1 día a la semana con la Thermomix® y cada día me gusta más. Es un guiso ideal para estos días que ya comienzan de frío.


Los niños se lo comen fenomenal. La patata y el caldito les encanta y además suelo trocearles algunos cachitos de costilla, que como están muy jugosas por la cocción no se les hace “bola” como ellos dicen a la carne y lo toman de maravilla. Es un plato fantástico para fin de semana en familia.


A mi me encanta servirlo según termina de hacerse y tomarlo entre “soplo y sorbo”. Da gusto entrar en calor con la comida y sobre todo con un buen guiso.




Esta receta suele hacerse con costillas adobada, aunque yo no las suelo comprar adobadas, para que no les sepa muy fuerte a mis peques.




Ingredientes:


2 dientes de ajo


100 g de pimiento verde


100 g de pimiento rojo


150 g de cebolla


70 g de aceite de oliva virgen


300 g de agua


600 g de costillas adobadas, cortadas en trozos


500 g de patatas peladas y cortadas en trozos medianos


1 hoja de laurel


1/2 cucharadita de sal


un pellizco de comino


un pellizco de nuez moscada


1 cucharadita de pimentón dulce


Preparación:


Ponemos en el vaso la cebolla, el ajo y los pimientos en trozos y troceamos 4 segundos, velocidad 5. Bajamos los restos de verduras de las paredes hacia las cuchillas con la espátula.


Echamos el aceite en el vaso y sofreímos 10 minutos, 100º, velocidad 1.


Colocamos la mariposa en las cuchillas, añadimos las costillas y programamos 4 minutos, 100º, velocidad 1.


Añadimos 100 gr de agua y programamos 10 minutos, 100º, velocidad 1.


Incorporamos las patatas y la hoja de laurel. Rehogamos 3 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.


Agregamos el resto de agua (200 g) y los condimentos. Programamos 22 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara, sin poner el cubilete. Ponemos encima el cestillo para evitar salpicaduras.


Al terminar, lo pasamos a una fuente honda y servimos.