Sopa de cebolla con Thermomix®

#Legumbres y platos de cuchara 23 marzo 2020

Día 11. Hoy al levantarme y ver el día que hace me ha puesto de buen humor, un día perfecto para quedarse en casa y perfecto para tomarse una sopa calentita en casa, y así todo queda en casa.


Si, hoy he cambiado el menú para adaptarlo a lo que más nos apetece, y haremos esta sopa de cebolla tan rica, además los ingredientes son tan básicos que estoy segura que ni siquiera tendréis que ir a comprar. La cebolla tiene un poder prebiótico muy aconsejable en estos días. Así que espero que vuestras cocinas huelan tan rico como va a oler la mia.



Ingredientes: 


80 g de queso gruyère cortado en trozos Si no tenéis gruyére vale cualquier queso que tengáis en la nevera, el que más os guste, que os veo que no la vais a hacer porque no tenéis gruyére)


500 g de cebollas cortadas en dos


30 g de aceite


20 g de mantequilla


½ cucharadita de sal y algo más (al gusto)


2 pellizcos de pimienta negra molida y algo más (al gusto


2 cucharaditas de harina (10 g)


900 g de agua


1 pastilla de caldo de pollo (para 0,5 l.)


o bien 1 cucharadita colmada de concentrado casero de caldo de pollo


12 rebanadas de baguette del día anterior (o de otro pan con corteza)


Preparación:


1,. Pon el queso gruyère en el vaso y ralla 6 seg/vel 7. Pon en un bol y reserv.


2.- Pon en el vaso las cebollas, el aceite, la mantequilla, la sal y la pimienta negra. Trocea 10 seg/vel 4 y sofríe 10-15 min/120°C/giro inverso/vel 1. Con la espátula, rebaña el fondo del vaso para despegar las cebollas que se hayan caramelizado.


3.- Añade la harina, el agua y la pastilla de caldo, mezcla 10 seg/giro inverso/vel 3 y programa 20 min/100°C/giro inverso/vel 1. Ajusta los condimentos a tu gusto.


4.- Precalienta el grill del horno a 210°C.


5.- Vierte la sopa en cuencos individuales aptos para el horno, pon 2 rebanadas de baguette en cada cuenco y espolvorea con el queso gruyère reservado. Pon los cuencos bajo el grill hasta que el queso esté fundido y ligeramente dorado. Sirve inmediatamente.


Ummmmhhhh! y vuestra cocina va a oler a las cocinas de nuestras madres y abuelas que han sido las cocineras por excelencia en nuestra infancia, y hoy les rendimos homenaje.